jueves, 19 de marzo de 2015

Teoría cognitiva de la comunicación

Comunicación y sistemas sociales


Los sistemas sociales surgen a partir de la comunicación. Los seres humanos establecen vínculos que les permiten generar sistemas de un orden distinto al de su propio funcionamiento psicológico individual. La comunicación es el elemento básico de los sistemas sociales, en tanto el pensamiento lo es en los sistemas psíquicos. El nexo entre ambos tipos de sistemas es necesario, pero no transcurre sin dificultades. Un problema frecuente, tanto en las interacciones familiares cotidianas como en las conexiones entre organizaciones y, también, en las relaciones internacionales está referido a las falencias o dificultades en la comunicación. ¿Qué es lo que nos permite comunicar nuestras ideas? ¿Qué es lo que permite o impide que otros entiendan exactamente lo que queremos decir? Estas son quizás las dos preguntas más desafiantes para un estudio de la comunicación. 

La respuesta no es simple, porque son muchas las áreas de estudio involucradas. Se necesitan por lo tanto, para responder, una herramienta que permita abordar la complejidad y reducirla a niveles que faciliten la comprensión. Esta herramienta es la "sistemografía", método de estudio que corresponde a la Teoría General de Sistemas. Recurriendo a ella, una explicación en profundidad me ha llevado a escribir un libro cuya extensión bordea las 400 páginas: "Teoría Cognitiva Sistémica de la Comunicación" (disponible en ISSUU). No abordaré todos sus detalles en este blog.

¿Por qué una teoría "Cognitiva" de la comunicación?

Existen varias razones para abordar la comunicación desde el ángulo del conocimiento:
  1. Para realizarnos como persona, es esencial que podamos recurrir a una proceso de interacción e intercambios con nuestros semejantes: nos desarrollamos a medida que desarrollamos nuestro conocimiento acerca de nosotros mismos y del mundo que nos circunde. Por ello, las Ciencias de la Comunicación han de acudir a las Ciencias Cognitivas.
  2. El contenido de la comunicación es por esencia una información y ésta ha de estar relacionada con el conocimiento de quién la emite, al mismo tiempo que su objetivo o finalidad será lograr también un conocimiento en el destinatario, de lo contrario se podría dudar de la utilidad del proceso (no prejuzgamos nada en relación al valor o a la importancia que se pueda dar a ese conocimiento, ni tampoco acerca de su eventual conservación u olvido).
  3. El descubrimiento de lo anterior por parte de los especialistas (principalmente comunicólogos y psicólogos) ha llevado numerosos centros académicos e incluso centros rectores a nivel nacional, como el Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS) de Francia, a considerar que las "ciencias de la comunicación" y las "ciencias cognitivas" forman en realidad un sólo y mismo campo de estudio.
  4. Lo anterior es el producto de los avances tanto de las ciencias de la comunicación como de las ciencias cognitivas en la segunda mitad del siglo XX, en que los investigadores se han visto desafiados por la llamada "revolución de las nuevas tecnologías de la información", producto del desarrollo de los computadores y su posterior unión con las telecomunicaciones.

Elementos centrales de la teoría cognitiva sistémica de la comunicación


Lo que nos ha llevado a formular esta Teoría es la convicción de que el CENTRO del proceso de comunicación es el SER HUMANO y no el Medio de Comunicación como parecían indicar los modelos tradicionales ("difusionistas"), que recurren habitualmente al modelo "Emisión-Transmisión-Recepción". Nuestro enfoque es diferente, porque situamos al sujeto en el centro del proceso y la psicología genética nos enseña que el hombre es un receptor antes de llegar a ser un emisor eficiente. 

El correspondiente modelo, de acuerdo a los principios de la representación sistémica, es como sigue: 


Podemos ver que representamos un sólo ser humano, el que los representa a todos (la técnica utilizada prohibiendo representar dos veces el mismo sistema) y su inserción en un "Entorno" o Medio Ambiente, que es el que hace factible la comunicación entre dos seres con idénticas estructuras y funciones. 


Para ayudar al lector más acostumbrado al modelo clásico, podemos mostrar gráficamente cómo se relacionan ambos enfoques, haciéndose inmediatamente patente que el modelo más antiguo divide en dos al ser humano: 



A nivel psicológico (primera etapa del estudio sistémico cognitivo), la comunicación puede analizarse en tres etapas:
  1. el "ingreso" de la información
  2. el procesamiento y la conservación de la información (=adquisión de conocimiento)
  3. la producción de mensajes
El proceso completo se puede representar más detalladamente de la siguiente forma: 



Pero luego es necesario buscar la explicación de estos fenómenos en el nivel biológico (Biología del conocimiento) y -dado que éste resulta insuficiente- en el nivel físico (física del sistema nervioso y de la transmisión entre organismos biológicos). 

En estos diversos niveles surge repetidamente el problema de la naturaleza de la mente o de la conciencia, la cual, en último término, sólo encuentra una explicación en la filosofía o, más precisamente, en la metafísica. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario